¿Se Puede Superar El Pánico Escénico?

pánico escénicoSi tu mejor amigo te pide que hables en su boda y la sola idea te aterra, o te tiemblan las manos cuando tienes que hablar frente a tu clase, sufres de pánico escénico. Son muchas las personas que sufren de pánico escénico y sin embargo han logrado avanzar en sus carreras. Así que no te angusties, porque se puede superar el pánico escénico.

El pánico escénico, usualmente, está asociado a los pensamientos negativos. Muchas veces las personas con pánico escénico miran fijamente hacia abajo, sus hombros están caídos y asumen una postura corporal desequilibrada. Por causa del pánico escénico, se focalizan internamente en sus propias inseguridades y eso empeora las cosas.

Basado en lo anterior debes pensar en positivo y afrontar el pánico escénico. Para superarlo, la respiración es muy importante para hablar bien en público. Esto es porque la respiración es la clave para superar el estrés. Si estamos estresados, contraemos la respiración. En la filosofía oriental, un punto cerca de dos pulgadas por debajo del ombligo se considera el punto central del cuerpo y es importante para mantener el equilibrio mental y emocional. Para ser un buen orador, debes respirar profundamente e imaginar que tu respiración llega a ese punto alrededor de cinco centímetros por debajo de tu ombligo.

Otra de las formas de superar el pánico escénico es interactuar con el público. Son personas como tú y si te relacionas con ellas mientras realizas tu presentación o discurso, entonces disminuirás el nerviosismo. La mayoría de personas en el público esperan escuchar algo interesante desde el micrófono. Están allí para ver el éxito de tu presentación. Por eso, juega con ellos, hazles preguntas, interactúa, pero nunca pierdas la concentración en lo que tienes que decir. Esta relajación hará que la charla se vuelva más interesante y comprensible y permitirá que los oyentes no pierdan la atención.

Estar debidamente preparado respecto a lo que tienes que decir te hará sentirte más confiando y por lo tanto no permitirás que el pánico escénico te domine. Al centrarte en las ideas, la importancia y relevancia de lo que tienes que decirle al público, aumentarás el control sobre ti mismo y reducirás el nerviosismo en el escenario.

Ensaya mucho y repite tu discurso muchas veces. Si entrenas y te preparas bien antes de hablar en público, el nerviosismo no estará presente cuando estés sobre el escenario frente al micrófono. La preparación te ayudará a sentirte confiado. Y es mejor si lo haces con un público. Procura ensayar frente a un grupo de amigos o familiares, quienes podrán realizarte críticas constructivas que te permitirán cambiar lo que no esté bien y reafirmar lo bueno. Por lo tanto, ensayar con el tiempo necesario para modificar lo que sea necesario, te dará CONFIANZA Y TRANQUILIDAD.

Aunque el pánico escénico sea un problema común para los oradores, tú puedes sustituirlo con una actitud más relajada para hablar en público. La experiencia alivia la ansiedad. Una vez que hayas dado algunos discursos y veas que el pánico escénico no se materializó, tu autoestima se incrementará y te será más fácil la realización de conferencias o discursos en las próximas oportunidades. Consejos de oro para dominar el pánico escénico.

Dejame-tu-comentario-Azul

  1. LIZETH APOLINAR dice:

    consejos de oro muy pero muy interesantes.. realmente me divierto mucho estudiando estos temas.. quiero ser una excelente oradora… por la tanto sigo las instrucciones para apoyar mi capacidad… muchas gracias hasta ahora encuentro el tema y me ha parecido muy interesante y contiene util informacion.

Déjame Tu Comentario!

*