Explota La Modulación De Tu Voz

Para hablar bien y ser atrayente al público, debes tener en cuenta un aspecto importante: la modulación. Explota la modulación de tu voz y verás cuán buenos resultados tendrás en toda presentación pública.

Primero debes tener en claro qué es modulación, a fin de que puedas sacar el mejor provecho a tu voz a la hora de hablar bien en público. La Real Academia Española define modular como “variar con fines armónicos las cualidades del sonido en el habla o en el canto”. Es decir, es tan simple como introducir variedad en el volumen de tu voz, así como el ritmo de tus palabras.

Se dice que la modulación puede dar vida a un discurso o conferencia. Empleando bien tu voz, puedes conmover, despertar sentimientos y animar a la acción a tu público. Claro que debes tener presente frente a qué público estás. No es lo mismo dar un discurso en un funeral que en una boda. Siempre debes tener en cuenta las circunstancias si quieres hablar bien en público.

El volumen debe ser adecuado al tema que estás tratando. Si estás relatando, por ejemplo, una penosa historia y buscas conmover a tu público; no sería propio que elevaras el tono de la voz. Pero si en cambio realizas un fuerte reclamo a las autoridades por la inseguridad, sería más llamativo y daría más convicción a tus palabras si elevas el tono de tu voz.

Explota la modulación de tu voz, porque te permite más que hablar bien; hace posible que tu discurso sea atractivo para tu público. Si eres una persona que habla normalmente con un tono bajo o alto, entonces debes prestar especial atención a tu modulación. Si hablas en un tono bajo durante todo tu discurso o presentación, podría resultar aburrido y monótono. Si por el contrario hablas alto todo el tiempo, entonces el público se sentiría aturdido y no verá la hora de que termines para salir de allí a toda velocidad.

Para explotar la modulación de tu voz, debes graduar el volumen para expresar con mayor intensidad las partes que deseas resaltar de tu charla o presentación. Eso debes determinarlo de forma anticipada, cuando estés preparando qué dirás ante el público. Si llevas anotaciones, resulta práctico remarcar con otro color los puntos en que deseas expresar mayor intensidad.

También cambia el ritmo de tu habla. Si estás dando datos secundarios, entonces puedes hablar más rápido. Pero ten cuidado de no hablar demasiado rápido y que no se entienda lo que estás diciendo. Mientras que si lo que dices es especialmente importante, entonces habla más despacio. Pero si todo un discurso o presentación es rápido o lento, entonces será uniforme y perderá atractivo. La variación en el ritmo debe estar supeditada a lo que estás diciendo.

Además, variando el tono –inflexión de la voz y modo particular de decir algo– puedes llegar al corazón de tus oyentes al momento de transmitir sentimientos. Si estás expresando tristeza o preocupación, entonces un tono bajo es el adecuado para ello. En cambio, si estás expresando entusiasmo, UN TONO ELEVADO ES MEJOR.

Explota la modulación de tu voz para hablar bien y tendrás éxito con tu público. No olvides ensayar para encontrar el punto justo y mantener al público atrapado mientras hablas y continuar aprendiendo y practicando  Técnicas Efectivas Para Hablar En Público.

 

Dejame-tu-comentario-Azul

  1. hector dice:

    me gustaria saber de algunos libroso mas sobre este tema, es muy interesante

Déjame Tu Comentario!

*